LOADING

Type to search

[:pt]Argentina comienza a transitar el calendario electoral[:]

Share

[:pt]

La administración de Mauricio Macri intenta recuperar parte del control de la agenda política. El gobierno parece haber girado en su discurso y deja atrás la estética PRO (diálogo motivacional, público a 360*, esperanza en el futuro) y se abraza la polarización. Con los números de la economía por suelo y las consecuencias sociales elevando la conflictividad social, Macri reconfigura su estrategia a menos de 50 días para la presentación de alianzas y candidatos para las primarias.

El resultado de las urnas del próximo octubre se avizora como trascendental, con un impacto que va más allá de la renovación institucional del Parlamento. La alianza de gobierno aspira legítimamente a lograr una victoria que la consolide para la segunda parte del mandato. Sin embargo, el desafío que enfrenta el Presidente parece más modesto: poder mostrar alguna victoria. La Alianza Cambiemos gobierna cinco provincias. De ellas, tres corresponden a su principal socio -la UCR- razón por la cual, solo dos distritos son estrictamente controlados por el PRO (partido del presidente). La ciudad capital y la provincia de Buenos Aires. Como objetivo de mínima, el frente Cambiemos debería revalidar títulos en estos distritos.

El presidente debe enfrentar dos problemas para el armado de listas. Por un lado, la relación con su principal socio -la UCR- que reclama participación en el gobierno. Por otro lado, la falta de figuras de renombre que lo habiliten a una negociación dura frente a sus socios.  Esta situación se torna aún más compleja Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, donde el presidente debería mostrar apoyo societal en las urnas.

La renuncia inamistosa de Lousteau a la embajada en Washington y la posibilidad de que se postule en la ciudad por medio de la UCR es una complicación seria para el presidente. La solución disponible para Macri fue apoyar a impredecible socia en Cambiemos Elisa Carrió, fiel expresión del antikirchnerismo y -por tanto- promotora de la polarización.

En la provincia de Buenos Aires, estrategia del oficialismo está en construcción y depende de qué hagan los otros jugadores. Concretamente: si se postulará -o no- Cristina Kirchner. La mejor opción para Cambiemos es poder polarizar directamente con CFK candidata. Si la ex presidenta desiste de hacerlo, el peronismo marchará menos dividido y mucho más competitivo para el turno electoral.

———————————————————————————————–                    

Imagen 1Comienza el calendario electoral” (Fuente):

https://es.wikipedia.org/wiki/Boleta_electoral#/media/File:Boletas_electorales_-_Elecciones_presidenciales_de_Argentina_de_2011.jpg

Imagen 2El presidente Macri recupera espacios politicos” (Fonte):

https://es.wikipedia.org/wiki/Presidencia_de_Mauricio_Macri#/media/File:Macri_ingresando_a_trabajar.jpg

Imagen 3Elisa Carrió la candidata de Macri para Capital Federal” (Fonte):

https://es.wikipedia.org/wiki/Elisa_Carri%C3%B3#/media/File:Elisa_Carri%C3%B3_votes_(2007-10-28).jpg

[:]

Guillermo Rodriguez Conte - Colaborador Voluntário (Argentina)

Licenciado en Ciencias Politicas (universidad de Buenos Aires) y con estudios de posgrado en Relaciones Internacionales (universidad Di Tella). Analista regional con más de quince años de desempeño en consultoras de Brasil y Argentina. Actúa en las áreas de política, economía, relaciones externas y asuntos estratégicos de países sudamericanos. Docente de grado en la Universidad de Buenos Aires y de maestría en la Procuración del Tesoro de la Nacion (Argentina).

  • 1

Deixe uma resposta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.