LOADING

Type to search

Share

[:pt]

Luego de una década de ausencia, el Fondo Monetario Internacional vuelve a auditar la economía de Argentina. La misión técnica del organismo comenzó una ronda de reuniones con funcionarios y diversos representantes del empresariado y organizaciones gremiales en el marco de la revisión anual de la economía prevista en el Artículo 4 de la carta constitutiva del organismo. El Gobierno entiende que este acercamiento podría moderar la posición externa del país. El Ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, aseguró que “el aislacionismo bobo” no fue útil, aunque sostuvo que la misión del FMI no implica necesariamente que las políticas pasen a estar definidas por el organismo internacional. Según el funcionario que encabeza la misión del Fondo, el objetivo es reconstruir la relación con el país. El organismo ya ha expresado su beneplácito por las medidas por las medidas tomadas por la administración Macri.  

La relación entre Argentina y el FMI ha transitado por distintas etapas. Como en muchas otras áreas, los años noventa y los gobiernos kirchneristas contrastan sustancialmente. Durante los mandatos de Carlos Menem y Fernando De la Rúa aumentó la deuda en forma relevante y también la dependencia de los organismos de crédito internacional, situación que termina con el estallido del año 2001. El giro en la relación se dio a inicios de la gestión de Néstor Kirchner cuando el Gobierno intentaba presentar una oferta de canje para la deuda en default y el FMI bloqueaba la iniciativa ante la negativa gubernamental de aceptar un ajuste ortodoxo. Finalmente, aquel Gobierno terminó pagando la totalidad de la deuda que tenía con el FMI, corriendo al organismo de crédito de la discusión con los acreedores. Curiosamente, aquella discusión en torno a la oferta que presentaría Argentina también terminó con la gestión del actual Ministro de Hacienda, que por entonces se desempeñaba como Presidente del Banco Central de la República Argentina.  

Resulta obvio que las sugerencias que emanan de los informes anuales del FMI no son de cumplimiento obligatorio para los países. Son las autoridades electas las que deciden las políticas y el tipo de relacionamiento que desean mantener con los organismos multilaterales. Sin embargo, hay condicionantes fácticos. En concreto, el nivel de deuda soberana que -a medida que se incrementa- deteriora el perfil crediticio y aumenta la dependencia que los países tienen con los organismos de crédito y el poder de éstos para condicionar políticas. Por ello, resulta importante analizar la marcha del endeudamiento externo.

Uno de los principales lineamientos de política económica del actual Gobierno ha sido el retorno al mercado de capitales. El acuerdo con los holdouts para cerrar la vieja disputa significó una cuantiosa emisión de bonos superior a los US$ 15.000 millones. Sin embargo según Reseach for traders ese monto se triplicó con el marcado proceso de endeudamiento que significaron estos primeros 9 meses de Gobierno de la gestión Macri. Según la consultora Focus Economics, el endeudamiento argentino representa el 60% de toda la deuda emitida por emergentes durante 2016. Y el salto es significativo si se compara el peso de la deuda en relación al PBI. Según la consultora Econométrica, la deuda pública con privados y organismos internacionales pasó del 13% al 21% del PBI. Por tanto, uno de las principales vectores a tener en cuenta para analizar el riesgo político en Argentina, es el acelerado proceso de endeudamiento a tasas relativamente altas, en paralelo a una importante caída de la economía en general que -según cifras oficiales- se contrajo en un 3,4% en el segundo semestre del año (2016).

———————————————————————————————–                    

Imagem (Fonte):

https://en.wikipedia.org/wiki/International_Monetary_Fund#/media/File:International_Monetary_Fund_logo.svg

[:]

Guillermo Rodriguez Conte - Colaborador Voluntário (Argentina)

Licenciado en Ciencias Politicas (universidad de Buenos Aires) y con estudios de posgrado en Relaciones Internacionales (universidad Di Tella). Analista regional con más de quince años de desempeño en consultoras de Brasil y Argentina. Actúa en las áreas de política, economía, relaciones externas y asuntos estratégicos de países sudamericanos. Docente de grado en la Universidad de Buenos Aires y de maestría en la Procuración del Tesoro de la Nacion (Argentina).

  • 1

Deixe uma resposta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

×
Olá!