LOADING

Type to search

Argentina se suma como observador a la Alianza del Pacífico

Share

Con la presencia de Mauricio Macri en la cumbre de la Alianza del Pacífico (AP), el Gobierno argentino comienza a transitar lo que podría denominarse un giro copernicano en su política exterior. Argentina participará en la reunión de la AP en carácter de “miembro observador”. La solicitud fue enviada por el nuevo Gobierno y aceptada de inmediato por los socios de la AP. Si bien el estatus de observador la poseen otros 48 países -desde China a Estados Unidos, pasando por toda Europa- la incorporación de Argentina parecería tener un carácter especial a nivel regional. Especialmente, porque contrasta con lo actuado por el país durante los últimos 15 años. El nuevo Gobierno no solo aspira formar parte de la AP, sino que también quiere constituirse como una puente entre los dos bloques regionales (AP-Mercosur).

En términos más generales, Macri está llevando adelante una política muy proactiva hacia la región, en momentos que Brasil debe atender sus propias complicaciones domésticas que merman parcialmente su influencia en sudamérica. El cuadro se completa con otras jugadas en política externa de impacto regional. Por un lado, la pronta reacción para que la OEA trate el tema Venezuela (acción conjunta con Chile y Uruguay). Por otro, el reconocimiento -algo frio- de la institucionalidad del Gobierno provisorio de Brasil. Y por último, el lanzamiento de la canciller Malcorra como aspirante a reemplazar a Ban Ki-moon al frente de Naciones Unidas.

Si bien el Gobierno argentino asegura que cualquier profundización del vínculo con la Alianza del Pacífico se hará en el contexto del Mercosur, lo concreto es que ese bloque transita momentos inéditos. Por primera vez en su historia, el traspaso de la presidencia pro-tempore se hará sin una Cumbre Presidencial, debido a los entredichos de los socios en torno a Venezuela, a quien le corresponde el cargo de carácter rotativo. A esto se le debe sumar cierto desencanto por el intercambio de las propuestas para un acuerdo birregional con la Unión Europea que parece dificultarse con el referendum Brexit.

El acercamiento de Argentina a la Alianza del Pacífico es el primer paso concreto a una política comercial más vinculada al libre comercio. Si bien la participación como observador es un gesto sin consecuencias prácticas, la administración Macri aspira a que este sea el primer escalón en vistas de una incorporación al Acuerdo TransPacífico. En palabras del propio secretario de comercio Miguel Braun, aseguró en el Atlantic Council que a largo plazo el país se sumará a ese bloque.

———————————————————————————————–                    

Imagem (Fonte):

http://www.celag.org/la-argentina-en-la-alianza-del-pacifico-volviendo-a-la-normalidad-por-silvina-romano/

Guillermo Rodriguez Conte - Colaborador Voluntário (Argentina)

Licenciado en Ciencias Politicas (universidad de Buenos Aires) y con estudios de posgrado en Relaciones Internacionales (universidad Di Tella). Analista regional con más de quince años de desempeño en consultoras de Brasil y Argentina. Actúa en las áreas de política, economía, relaciones externas y asuntos estratégicos de países sudamericanos. Docente de grado en la Universidad de Buenos Aires y de maestría en la Procuración del Tesoro de la Nacion (Argentina).

  • 1

Deixe uma resposta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.