LOADING

Type to search

Share

El juez federal Claudio Bonadío procesó a la ex presidente Cristina Kirchner. Es por la denominada causa de “dólar futuro”. La medida incluye al ex ministro de economía Axel Kicillof y al entonces titular del Banco Central de la República Argentina, Alejandro Vanoli. El expediente judicial se inició en noviembre pasado, a instancias de los principales referentes del frente Cambiemos. La medida, apelada por los procesados, debe ser analizada por el tribunal de alzada.

El mercado de dólar futuro es similar a las operaciones que se realizan en el mercado financiero, consiste básicamente en una apuesta entre dos actores que acuerdan el precio de un activo a una fecha futura. La diferencia entre el precio real y el acordado será la ganancia que reciba alguno de los dos actores intervinientes. Es algo similar a un seguro de cambio, donde el comprador se garantiza el precio pactado.

Durante las presidenciales -específicamente entre la primera y la segunda vuelta electoral- aumentaron las presiones para producir una devaluación de la moneda. En ese contexto, el Banco Central resolvió operar en el mercado de dólar futuro, lo que está entre sus atribuciones y forma parte de sus instrumentos de política monetaria. Por entonces, el mercado del dólar tenía un precio oficial y otro en el denominado “mercado paralelo” con una sustancial brecha de aproximadamente el 40%. Con la ley de presupuesto 2016 ya sancionada -esto es, con una estimación del precio futuro de la divisa- el Banco Central vendió opciones a futuro levemente por encima del precio oficial con el objetivo de reducir las presiones devaluatorias contra la moneda. La abrupta devaluación consumada con la llegada a la presidencia de Mauricio Macri se tradujo en un impacto negativo para las arcas del Banco Central y -obviamente- millonarias ganancias para los compradores de dólar futuro.

Hay al menos dos aristas que corresponde puntualizar por su relevancia en la causa. La primera es que el propio juez ha sido imputado penalmente por su actuación en este mismo expediente. El magistrado ordenó allanar el Banco Central días antes de la segunda vuelta electoral. Si estaba consumándose un delito -tal cual se desprende de los procesamientos que dictó- no lo evitó. Asimismo, el nuevo titular del Banco Central Federico Sturzenegger se presentó ante el magistrado para conocer si podía pagar -o no- los contratos de dólar futuro y el juez le informó que no había dictado restricciones al respecto, con lo cual se materializó el presunto delito. La segunda cuestión es que entre los compradores de dólar futuro figuran varios de los principales funcionarios de la actual administración Macri y grandes medios de prensa que se encargaron de denunciar las operaciones de dólar futuro como una supuesta maniobra delictiva. Si bien parece dudoso que se pueda judicializar la utilización de un instrumento de política económica contemplado en la ley vigente, podría comenzar a cuestionarse que quienes decidieron la devaluación y materializar el pago son en parte de los beneficiarios de esas medidas.

———————————————————————————————–

Imagem (Fonte):

http://www.lanacion.com.ar/1888866-causa-dolar-futuro-imputados

Guillermo Rodriguez Conte - Colaborador Voluntário (Argentina)

Licenciado en Ciencias Politicas (universidad de Buenos Aires) y con estudios de posgrado en Relaciones Internacionales (universidad Di Tella). Analista regional con más de quince años de desempeño en consultoras de Brasil y Argentina. Actúa en las áreas de política, economía, relaciones externas y asuntos estratégicos de países sudamericanos. Docente de grado en la Universidad de Buenos Aires y de maestría en la Procuración del Tesoro de la Nacion (Argentina).

  • 1

Deixe uma resposta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.