LOADING

Type to search

Share

[:pt]

El sector aerocomercial argentino avanza hacia una política de cielos abiertos. Al menos, eso se desprende de un conjunto de novedades que se han ido conociendo en los últimos meses. Si bien el ministro de Transporte Guillermo Dietrich, asegura que “no hay ni habrá política de cielos abiertos”, varias compañías han anunciado que pedirán cubrir vuelos domésticos e incluso algunas ya compraron activos para operar en el país. Otra arista de la mutación del sector aerocomercial se materializaría con la llegada de compañías low cost. Los gremios que existen en este sector de servicios se declararon en estado de alerta y movilización. Parece obvio que, si avanzan las transformaciones en el sector aerocomercial, irán a la huelga.

En términos estrictamente políticos y simbólicos, lo que está en el centro de la escena es el rol de la compañía de bandera. Aerolíneas Argentinas es -probablemente-  uno de los mejores ejemplos de los vaivenes de La Política. A comienzos del gobierno de Carlos Menem -de tendencia neoliberal- la compañía fue privatizada. Incluso, la forma en que se realizó, se constituyó en un sello del menemismo. La compañía fue vaciada en dos oportunidades y -curiosamente- fue el poder judicial de España el que terminó encarcelando a los responsables.  Ya durante el primer mandato de Cristina Fernández, Aerolíneas Argentinas fue estatizada por ley, lo que se transformó en un hito de aquel Gobierno. La centralidad de la compañía de bandera quedó en el centro del escenario político de las presidenciales 2015, cuando el actual presidente Mauricio Macri debió volver sobre su histórica posición y asegurar que no privatizaría la compañía. Los críticos del actual mandatario aseguran que una política de cielos abiertos terminaría generando en mismo impacto en Aerolíneas que una privatización. Esto es, hacerla desaparecer o transformarla en una pequeña compañía poco rentable.

Sin definiciones explícitas, la política aerocomercial ha ido transformándose en estos primeros 10 meses de gestión Macri. La punta del iceberg fue el nombramiento de Gustavo Lopetegui como una de las figuras centrales de la Jefatura de Gabinete. Su actividad inmediatamente anterior había sido ser CEO de LAN, la competencia doméstica de Aerolíneas Argentinas. Pero más allá de la incidencia en el presupuesto de Aerolíneas que tiene este funcionario, lo concreto es que ha habido más movimientos en el sector aerocomercial. El principal fue el ingreso de Avianca, por medio de la compra de Macair, empresa que conforma el imperio Macri. Otras compañias que ya opera en Argentina -pero que está ampliando frecuencias- son Copa Airlines y Lan Perú. En el segmento de bajo costo, quien está anotado para ingresar al mercado es la compañía irlandesa Ryanair. En este caso, lo haría comprando los activos de la compañía Andes.  Otra compañía de bajo costo está en proceso de solicitar frecuencias. Se trata de Flybondi, que sería la versión doméstica de Flybadoo, la low cost regional suiza. Por último, en la lista de inscriptos para ingresar al sector aerocomercial argentino es Nowegian, que aspira sumar vuelos domésticos e internacionales.

En conclusión, a comienzos del año 2017 comenzarán a materializarse en tickets y vuelos la transformación del sector aerocomercial argentino. El ingreso de compañías comprando chapas de pequeñas empresas locales -o directamente invirtiendo desde cero- muestra otra transformación: la baja en las regulaciones en el sector aerocomercial que encara el actual gobierno. El segmento del transporte aerocomercial no está aún maduro en Argentina. O sea, las compañías que ingresen podrán tener un recorrido en ascenso.

———————————————————————————————–                    

Imagem At Buenos Aires Aeroparque” (Fonte):

https://es.wikipedia.org/wiki/Aerol%C3%ADneas_Argentinas#/media/File:LV-CXN_Boeing_B.737_Aerolineas_Argentinas_(8164093536).jpg

[:]

Guillermo Rodriguez Conte - Colaborador Voluntário (Argentina)

Licenciado en Ciencias Politicas (universidad de Buenos Aires) y con estudios de posgrado en Relaciones Internacionales (universidad Di Tella). Analista regional con más de quince años de desempeño en consultoras de Brasil y Argentina. Actúa en las áreas de política, economía, relaciones externas y asuntos estratégicos de países sudamericanos. Docente de grado en la Universidad de Buenos Aires y de maestría en la Procuración del Tesoro de la Nacion (Argentina).

  • 1

Deixe uma resposta