LOADING

Type to search

Share

Fue detenido en la triple frontera uno de los prófugo más buscados del país. Se trata de Ibar Perez Corradi, sindicado como el autor intelectual del denominado triple crimen de General Rodríguez. En ese hecho fueron ejecutados tres personas vinculadas a un sonado caso de tráfico de efedrina, un precursor químico utilizado para la fabricación de drogas sintéticas. La situación impacta políticamente, ya que uno de los autores materiales del asesinato apuntó como partícipe a Aníbal Fernández, funcionario clave durante los gobiernos kirchneristas.

El cambio en los hábitos del consumo de drogas, a comienzos de los 2000, modificó sustancialmente el negocio de los cárteles mexicanos. A raíz de ello, las bandas criminales comenzaron a abastecer de drogas sintéticas a EEUU y en dos años se cuadriplicó la importación de efedrina. Cuando la administración mexicana prohibió la importación de efedrina y pseudo-efedrina, se produce lo que se conoce como “efecto globo”. Esto es, una reconfiguración de las rutas del tráfico o producción. Es así cuando Argentina comienza a abastecer del precursor químico a los cárteles mexicanos, debido al laxo control que existía. En la práctica, las importaciones de efedrina se multiplicaron por 11, entre 2004 y 2008.

Con el triple crimen de General Rodríguez, se cortan las importaciones. El costado más estrictamente político se sitúa en que uno de los asesinados fue aportante en la campaña presidencial de 2007, cuando es electa Cristina Kirchner. El pasado jueves 23 el juez federal Ariel Lijo procesó por lavado de dinero a quien estuvo a cargo de la Superintendencia de Servicios de Salud en épocas del kirchnerismo, organismo que -entre otras cosas- controlaba a droguerías. La página oficial del Centro de Información Judicial asegura que “una de las hipótesis es que el dinero aportado en la campaña haya provenido del tráfico de efedrina”.

Así las cosas, la detención de Perez Corradi en Paraguay, podrían traer novedades en torno al triple crimen y la efedrina. Lo que declare impactará en el expediente judicial, que tiene procesado a quien controlaba los precursores químicos: José Granero. Asegura que su sorda pelea con Aníbal Fernández por el control del organismo giraba en torno al interés de este último en tener bajo su órbita la fiscalización de los precursores. A esto se le suma que uno de los condenados por los asesinatos sostiene que Aníbal Fernández “fue el autor ideológico del crimen y quien manejaba el negocio de la efedrina”. El reo tiene poco que perder si miente en sus declaraciones, pero el juez deberá probar estas vinculaciones.

———————————————————————————————–

Imagem (Fonte):

http://www.perfil.com/fotogaleria.html?filename=/contenidos/2016/01/03/noticia_0013.html

Tags:
Guillermo Rodriguez Conte - Colaborador Voluntário (Argentina)

Licenciado en Ciencias Politicas (universidad de Buenos Aires) y con estudios de posgrado en Relaciones Internacionales (universidad Di Tella). Analista regional con más de quince años de desempeño en consultoras de Brasil y Argentina. Actúa en las áreas de política, economía, relaciones externas y asuntos estratégicos de países sudamericanos. Docente de grado en la Universidad de Buenos Aires y de maestría en la Procuración del Tesoro de la Nacion (Argentina).

  • 1

Deixe uma resposta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.