LOADING

Type to search

Share

[:pt]

El Gobierno argentino logró poner en carrera parlamentaria su proyecto de reforma electoral. Aspira a que sea utilizado en las legislativas del año 2017. Luego de algunas modificaciones a la iniciativa original, el Frente Cambiemos logró el aval del Frente Renovador del Bloque Justicialista, escisión de FPV-PJ. Junto con estas dos chapas parlamentarias el oficialismo podría conseguir en Diputados la mayoría especial que requiere el proyecto.

En muy resumidas cuentas, la iniciativa parlamentaria propone la utilización de la boleta única electrónica, que posteriormente imprime una papeleta con la que vota el ciudadano y que tiene un chip para facilitar el conteo manual. El sistema es utilizado actualmente en la provincia de Salta y en la ciudad de Buenos Aires, distrito gobernado hasta diciembre último por el actual Presidente. El voto electrónico ha sido uno de los estandartes del actual mandatario, que inicialmente utilizó para contrastar “la vieja” y la “nueva” política. Por tanto, toda la cuestión tiene una importante carga semántica e ideológica. Desplaza a la papeleta partidaria -toda una institución en la dinámica política argentina- que supo tener en partidos nacionales estructurados y con alta obediencia partidaria. 

El proyecto parlamentario estipula la paridad de género, asunto reclamado por todo el arco político. Pone en manos de la Cámara Nacional Electoral la realización del escrutinio provisorio, que actualmente está bajo la órbita de una oficina dependiente del Poder Ejecutivo. Modifica la ley Primarias haciendo que en la categoría “Presidente” compita una sola persona y que -en caso de ganar- pueda nominar a su compañero de fórmula. Entre los asuntos que finalmente no formaron parte del proyecto está la discusión en torno a la sub representación que tienen las provincias más populosas y el financiamiento privado, hoy prohibido por ley.

Las críticas opositoras califican al sistema electrónico como “vulnerable”, opinión en la que coinciden muchos especialistas en informática. Algunos de los cuales demostraron cómo se podría hackear el sistema informático. Desde que el tema entró en agenda, distintos sectores apuntaban al negocio que implicaría el voto electrónico. Finalmente el gobierno optó por incluir en el presupuesto la posible compra de las máquinas que se utilizarían en octubre de 2017. La utilización de este tipo de tecnología está en franco retroceso en el mundo. Solo un puñado de países, lo utilizan y algunos dieron marcha atrás con su implementación, como fue el caso de Alemania.

———————————————————————————————–                    

Imagem (Fonte):

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/e/e0/Electronic_Voting_Machine_Belgium.jpg/1280px-Electronic_Voting_Machine_Belgium.jpg

[:]

Guillermo Rodriguez Conte - Colaborador Voluntário (Argentina)

Licenciado en Ciencias Politicas (universidad de Buenos Aires) y con estudios de posgrado en Relaciones Internacionales (universidad Di Tella). Analista regional con más de quince años de desempeño en consultoras de Brasil y Argentina. Actúa en las áreas de política, economía, relaciones externas y asuntos estratégicos de países sudamericanos. Docente de grado en la Universidad de Buenos Aires y de maestría en la Procuración del Tesoro de la Nacion (Argentina).

  • 1

Deixe uma resposta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.