LOADING

Type to search

[:pt]Régimen Público Privado para la obra pública[:]

Share

[:pt]

El Gobierno argentino logró el tratamiento de su iniciativa para un nuevo régimen de contratación público-privada en obras de infraestructura. La aprobación en Diputados incluyó algunas modificaciones, razón por la cual el proyecto deberá volver al Senado. Según funcionarios del Ejecutivo, la iniciativa apunta a captar el financiamiento internacional para la obra pública. Los críticos a la iniciativa sostienen que se trata de régimen que garantiza la rentabilidad empresaria y posibilita que las obras y servicios provistos por el Estado sean presentadas como iniciativas privadas aun siendo el Estado quien se endeude. Unos de los aspectos más cuestionados -y donde el oficialismo logró menos adhesiones al momento de la votación- es la prórroga de jurisdicción a favor de tribunales extranjeros ante hipotéticos litigios.

La propuesta del Gobierno transitó un camino complejo en Diputados. Al igual que otras iniciativas, el bloque oficialista debió incluir cambios relevantes propuestos por los bloques que conforman la oposición light. El Peronismo Federal y el Frente Renovador presionaron para que la iniciativa tenga una tibia participación nacional de las compras de bienes y servicios contratados bajo este régimen. Asimismo, se incluyó la creación de una comisión bicameral para seguimiento de las iniciativas que adopten este régimen y la participación de universidades nacionales en las instancias técnicas de resolución de conflictos.

En términos prospectivos, resta conocer ahora si el Senado insistirá con la redacción original o si acepta estos cambios introducidos en Diputados. Como sea, se estima que el proyecto se convertirá en ley antes que finalice el año en curso. Vale señalar que la obra pública ha estado en el centro de las críticas y disputas políticas. El antikirchnerismo ha denunciado insistentemente supuestos hechos de corrupción por medio de obra pública durante el anterior Gobierno, mientras que en la actualidad el Frente Cambiemos enfrenta duros cuestionamientos por la asignación de obra pública al primo del presidente Macri. Por lo demás, el tránsito parlamentario que viene teniendo el proyecto de asociación público-privada, es una buena muestra de las crecientes complicaciones que enfrenta el oficialismo para sancionar leyes. Con un bloque de diputados modesto y una presencia en el Senado casi residual, el oficialismo se ve obligado a ceder sistemáticamente frente al Peronismo Federal y el Frente Renovador para incluir modificaciones en sus proyectos. Teniendo en cuenta que el próximo año habrá parlamentarias, la pregunta es cuándo estas dos colectividades opositoras comenzarán a diferenciarse de La Rosada para posicionarse de cara a las urnas y cómo gestionará el oficialismo su indisimulable minoría parlamentaria.  

———————————————————————————————–                    

ImagemPalacio de Hacienda, edificio construido entre 1937 y 1950 para alojar al Ministerio de Hacienda, luego Ministerio de Economía. Buenos Aires, Argentina” (Fonte):

https://es.wikipedia.org/wiki/Ministerio_de_Planificaci%C3%B3n_Federal,_Inversi%C3%B3n_P%C3%BAblica_y_Servicios_(Argentina)#/media/File:Palacio_de_Hacienda_(Ministerio_de_Econom%C3%ADa).JPG

[:]

Guillermo Rodriguez Conte - Colaborador Voluntário (Argentina)

Licenciado en Ciencias Politicas (universidad de Buenos Aires) y con estudios de posgrado en Relaciones Internacionales (universidad Di Tella). Analista regional con más de quince años de desempeño en consultoras de Brasil y Argentina. Actúa en las áreas de política, economía, relaciones externas y asuntos estratégicos de países sudamericanos. Docente de grado en la Universidad de Buenos Aires y de maestría en la Procuración del Tesoro de la Nacion (Argentina).

  • 1

Deixe uma resposta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

×
Olá!